Feeds:
Entradas
Comentarios

Imagen

 

Con esta preciosa imagen de Javier Díaz Barrera de la Plaza del Grano, la plaza con más encanto de León, os pido colaboración para conseguir que no la cambien!

Solo hay que firmar esta petición… se necesitan 10.000 firmas, gracias…

https://secure.avaaz.org/es/petition/Ayuntamiento_de_Leon_y_Junta_de_CyL_Dejen_como_esta_la_Plaza_del_Grano/?fbdm

 

Hola!

A través de la web de Próxima a ti, me han seleccionado para un proyecto de difusión de productos boca a boca…  soy su Embajadora!

Se trata de algunos productos de la compañía P&G, de confianza, conocidos, de calidad, no hay dificultad en el boca a boca… todo el mundo sabe de ellos, y a todo el mundo le gustan!

Así que ha sido un placer participar y probar sus productos, así como repartirlos… 🙂

el-interior-del-paquete-con-los-.jpg.original.s

Cualquier duda en comentarios! 🙂

 

IMG_20130626_142240

Una thin-hambuerguesa sencilla y muy sana!

Hacemos la hamburguesa de ternera a la plancha… tostamos el pan thins 8 cereales, y montamos con unos canónigos, unas rodajas de tomate finitas y una loncha de queso (light… para cuidar el tipo!)… riquísima.

El pan es fino pero muy consistente, me encanta.

 

Otro de los atractivos de Budapest es su cantidad de establecimientos de aguas termales, algunos preciosos.

Nosotros elegimos el más famoso, ya sea por ser el más grande, o también de los más bonitos… Además el propio dueño del apartamento que alquilamos nos recomendó los Szechenyi.

 Una de las 12 piscinas interiores

La entrada cuesta entre 12-16€ dependiendo de si eliges con cabina individual o solo con taquilla… o también si coges todo el día o solo unas horas… en cualquier caso la más barata son unos 12€, que bien valen la pena… y no hay mucha diferencia con la más cara, así que yo cogería la de todo el tiempo que quieras!

 Piscinas exteriores (son 3)

Fuera, hay 3 grandes piscinas, con tres temperaturas diferentes, una fría para nadar, otra templada, y una calentita.

 Baños Szechenyi por fuera.

Abren todos los días, de 6 de la mañana a 10 de la noche, vamos que no hay excusa… invierno y verano… 🙂

Este es solo uno de las muchas opciones… entre los más bonitos, hubiera ido también a los Gellert, situados en el hotel de mismo nombre, o a los Rudas.

 Hotel Gellert

Nosotros elegimos Pest para alojarnos, por qué? pues cuestión de comodidad… estábamos al lado de una parada de metro, donde se cruzan las 3 líneas de Budapest, la zona es más barata que Buda, con más comercios, y más vida nocturna. Creo que Buda es mucho más turístico, y Pest más habitable. Y la verdad es que fue el sitio ideal como base.

 Plaza Vörösmarty, llena de tiendas y terrazas.

En la parte de Pest se encuentran muchos de los principales monumentos (entre ellos el ya comentado Parlamento) , así como la famosa Avenida Andrássy, bulevar emblemático que se remonta al año 1872.  Es Patrimonio de la Humanidad desde 2002. Une la siempre ambientada Plaza Isabel con el llamado parque de la Ciudad y la plaza de los Héroes.

 Opera Estatal Húngara, en la Avenida Andrássy

A lo largo de esta gran Avenida, encontramos muchos comercios (sobre todo tiendas de las caras) y edificios emblemáticos de fachadas preciosas, mayormente neorrenacentistas. Destaca la Opera, un edifico precioso, que no pudimos ver por dentro porque no programa nada en agosto, pero tiene entradas muy baratas y cualquiera se lo puede permitir.

 Oktogon, línea 1 metro.

El metro de Budapest es el segundo sistema de metro subterráneo más antiguo del mundo, y su histórica Línea 1 (de 1896) fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 2002 junto con la Avenida Andrássy. Su estética es muy bonita, y sorprende que solo tienes que bajar unos cuantos peldaños y ya estás en el metro… al contrario del resto de líneas, súper profundas… de las más profundas en las que he estado.

 Vígszínház, teatro en Szent István körút

Otros edificios y lugares emblemáticos para visitar por la amplia zona de Pest (Pest ocupa dos tercios de la ciudad) son el Banco Nacional, diversos Museos, la Casa del Terror, los baños termales (casi todos en Pest), la gran Basílica de San Esteban, las Sinagogas, entre ellas la segunda más grande del mundo (después de la de Jerusalén) la Gran Sinagoga, y tanto más…

 Gran Sinagoga, en Dohány utca

 Zona judía, antiguos ghetos

 Llegando a San Esteban

 Vámház körút

 Váci utca

La calle más famosa de tiendas, y sobre todo de comercios con los típicos recuerdos es Váci utca, además tiene edificios preciosos, y mucha gente a cualquier hora…

 Belvarosi Templom, la iglesia más antigua de Hungría, siglo XII.

Sin duda el paisaje, la foto de Budapest, es el Danubio y la multitud de obras de arte que asoman a él.

 Vistas desde Pest

La ciudad de Budapest es el resultado, como os decía en la primera entrada, de la unificación en 1873, ocupando ambos lados del río, de las ciudades de Buda y Óbuda, en la orilla derecha, con Pest, en la izquierda.

 Vista desde el monte Gellert

El Danubio dirige a la ciudad y es parte importante en ella. Y desde él, es el lugar idóneo para conocer mejor sus riberas. Existen varias opciones de cruceros (unos 10€ una hora), cruceros nocturnos con cena (unos 30€ 2 horas), etc, destinadas a turistas y por tanto, más costosas. Pero también podemos coger un barco de la compañía de transporte público BKV, que va haciendo paradas de orilla en orilla, entra con el abono de transporte (unos 15€ el de una semana), o con un ticket normal (1€ aprox.).

Éste último también está llenos de turistas… normal, así que conviene cogerlo al principio del recorrido para coger sitio, o no, si no te importa ir de pie… que para fotos es lo que toca 🙂

Nosotros cogimos uno al atardecer para ir viendo el encendido de los monumentos, y merece la pena.

 Atardecer desde el embarcadero, esperando el barco

 Avistando el Parlamento…

 El famoso puente de las cadenas

Nos dirigíamos a la isla Margarita (le dedicaré una entrada bien merecida), así que ya entrando la noche, llegamos, fin de billete.

 Lo que dejamos atrás… precioso

También caminar por ambas riberas es una bonita experiencia, y puedes descubrir otras muchas cosas, bares y terrazas con encanto, iglesias a cada esquina, baños termales… y monumentos como los Zapatos en la orilla de Pest, cerca del Parlamento.

Fue creado en recuerdo de los fusilamientos realizados a los judíos en 1940 por los miembros del partido fascista Flecha Cruz. Es una triste y terrible historia, el monumento te hace pensar, a mi me puso los pelos de punta… los judíos del gueto eran atados en parejas y, tras disparar a uno de ellos, eran arrojados al río, arrastrando uno al otro. Fue creado por Gyula Pauer y Can Togay en el año 2005.

Por la orilla de Buda, pasando el puente de las cadenas, tenemos un monumento-curiosidad… jeje, el Km Cero de Hungría.

 Km. 0, y de fondo el funicular para subir al Castillo.

De noche tampoco hay que dejar escapar un paseo, porque es una de las ciudades más iluminadas que he visto, en los monumentos digo… dejando unas vistas del río con los reflejos en el agua…. inolvidable.

Y hay mucho más que descubrir… pero para eso hay que ir 😉

Cómo no, debo empezar por el Parlamento, el edificio, a priori, más conocido de la ciudad. Y es normal, porque es de una belleza… te llama la atención casi desde cualquier punto que mires! Precioso… de día y de noche, por dentro y por fuera.

 Visto desde el Danubio en un barquito…

Es el centro de la política húngara y otras instituciones, como la biblioteca del Parlamento. Se encuentra en el distrito V de la ciudad, junto al río.

El edificio fue construido entre 1885-1904, es el mayor edificio del país, escenario de las reuniones de la Asamblea Nacional.

 Parte trasera del Parlamento (entrada)

 

La entrada es desde la Plaza Kossuth (por la parte trasera, también para visitas). Es totalmente simétrico, y solo se visita una pequeña parte.

La visita es gratis para ciudadanos de la Unión Europea. Sobre todo en verano es aconsejable reservar previamente en su web http://www.parlament.hu/angol/angol.htm ya que solo se realizan visitas guiadas por idiomas, y hay grandes colas para conseguirlas…

 Cúpula del Parlamento

El interior es precioso, la visita es de unos 50 minutos, y merece la pena. Está realizado en mármol y oro… además se visita brevemente el Congreso de los Diputados, una sala impresionante de bonita.

 Interior del Parlamento, acceso

Las mejores vistas…. mmm hay varias, desde el río seguramente las mejores, o bien desde la orilla de enfrente, aunque de noche desde el Bastión de los pescadores también es precioso todo…

 Desde el Bastión de los pescadores